Saturday, November 5, 2016

Trainspotting 2: Renton vuelve 20 años después



La historia que marcó la naturaleza, expectativas y decepciones de toda una generación a mediados de los 90's ya tiene segunda parte, y su primer trailer ha sido publicado hace un par de días. 


La secuela de la cinta original de Danny Boyle recoge el vertiginoso espíritu de la obra de Irvine Welsh; y la conecta excepcionalmente con nuestra infoxicada y turbulenta actualidad.

Ambientada en Edimburgo, Trainspotting retrata con éxito y crudo humor una sociedad sumergida en lo profundo de la desindustrialización, el desempleo y el desarraigo. Un mundo más bien anclado en las drogas duras y el pesimismo propio de la época. 

De este descreído panorama, Transpotting rescata la individualidad de un grupo de amigos, cuyo devenir sirve para generarnos la empatía necesaria para comprender mejor ese universo.

Este grupo, liderado por Renton (Ewan McGregor) también es una alegoría a nuestro propio tránsito por la lealtad, la madurez, la amistad; e incluso la forma en la que tomamos decisiones a diario.


Además, la cinta y el libro también ensayan una certera crítica a la extendida moral del consumo desde el mismo inicio de la historia, que sirve de antítesis un tanto apológeta para identificarnos con los personajes.

Choose life. Choose a job. Choose a career. Choose a family. Choose a fucking big television, Choose washing machines, cars, compact disc players, and electrical tin can openers. Choose good health, low cholesterol and dental insurance. 
Choose fixed-interest mortgage repayments. Choose a starter home. Choose your friends. Choose leisure wear and matching luggage. Choose a three piece suite on hire purchase in a range of fucking fabrics. Choose DIY and wondering who the fuck you are on a Sunday morning. 
Choose sitting on that couch watching mind-numbing spirit-crushing game shows, stuffing fucking junk food into your mouth. Choose rotting away at the end of it all, pishing your last in a miserable home, nothing more than an embarrassment to the selfish, fucked-up brats you have spawned to replace yourself. Choose your future. Choose life . . . 
But why would I want to do a thing like that? I chose not to choose life: I chose something else. And the reasons? There are no reasons. Who needs reasons when you've got heroin
Este potente monólogo de entrada marca la cancha, ofreciendo un ángulo contextual al espectador, en  el que el principal valor es el antivalor, y donde la revolución es más bien individualista y hedonista. 

The worst toilet of Scotland
Probablemente esta sea una de las mejores escenas de la película. Nunca sabes en qué momento Renton cruza la línea entre la realidad y la fantasía, para sumergirse literalmente en la mierda onírica de una sociedad descompuesta y desesperanzada.



¿De qué va Trainspotting 2?


Trainspotting 2 es la adaptación de Porn (2002), en donde Irvine Welsh retrata ahora un panorama contemporáneo configurado más bien por el narcisismo y el voyerismo. 

Ewan McGregor dudo en sumarse al cast de la nueva cinta, pero el guión de la saga le pareció genial: "Creo que todos somos un poco protectores con lo que 'Trainspotting' significa para la gente y para nosotros".
En el libro, Sick Boy (Jonny Lee Miller) vuelve a Edimburgo para grabar una película pornográfica, empresa en la que Renton (McGregor) lo ayudará.  

Por lo que se ve en el trailer, sería Renton quien vuelva a la ciudad, lo que matizaría un poco la versión cinematográfica, sin perder su esencia transgresora y crítica.






No comments: